¿Cómo elegir el mejor Pijamas lactancia materna?

September 25

Una nueva madre gasta una gran cantidad de tiempo en sus pijamas o ropa descansando similares. El malestar inicial y el estrés de la lactancia materna se puede aliviar un poco con ropa cómoda, incluyendo pijama. Al elegir un pijama de lactancia materna, la comodidad debe ser la prioridad principal. Considere también el apoyo, la accesibilidad, los materiales, y el estilo.

Pijamas que amamantan se construyen para la comodidad. Elija un conjunto que puede proporcionar vestimenta cómoda durante el día y la noche. Un pijama conjunto con una parte superior e inferior por separado es popular. Trate sobre la lactancia materna en pijama todo el sexto o séptimo mes de embarazo, ya que le dará un ajuste similar a los primeros días y semanas después del parto. Asegúrese de que los fondos no son demasiado estrictas cuando una cesárea cicatriz podría ser en el abdomen y la parte superior que permite suficiente espacio para senos posiblemente congestionados.

La accesibilidad es otra característica importante para un buen conjunto de pijama de lactancia. Los diferentes tipos de construcción incluyen instantáneas, paneles ocultos, botones y aberturas cubiertas por pliegues. La parte superior no debe ser complicado de operar, especialmente en el medio de la noche cuando el bebé tiene hambre. Es una buena idea para tratar en la parte superior e intente abrir la parte delantera con una sola mano antes de comprar. Algunas mujeres encuentran que la apertura menos complicado es mejor, reduciendo tientas en la oscuridad y que permite a la madre para volver a dormir rápidamente.

Hay diferentes grados de apoyo proporcionados por los pijamas de lactancia, y una madre que amamanta debe elegir el nivel de apoyo con base en su tamaño individual taza. Algunas tapas tendrán un sujetador incorporado en estante que encaje abierto para la lactancia o un panel oculto que se puede mover a un lado. Mientras que un brasier puede proporcionar suficiente apoyo a las mujeres más pequeños, los que tienen pechos más grandes podrían preferir usar un sostén de lactancia o sujetador dormir debajo de sus pijamas de lactancia para una mayor sujeción. Las correas de la parte superior deben ser ajustables, como las necesidades de apoyo cambian a medida que los senos se congestionan y luego vuelven a su tamaño normal.

Dado que el bebé va a estar en contacto tan estrecho con el pijama, el material debe ser suave y natural. También debe ser fácil de limpiar, como la leche goteaba y regurgitación del bebé son propensos a terminar en el pijama. Estilo puede ser un factor importante, ayudar a la madre a sentirse más como ella después de un largo embarazo y el parto. Amamantar pijamas que pueden pasar para estar en casa puede hacer que la madre se sienta más cómodo al recibir invitados durante el día.

  • Pijamas que amamantan deben ser lo más cómoda posible.
  • Es importante que las partes inferiores de pijama no están demasiado ajustadas, donde podría ubicarse una cesárea cicatriz en el abdomen.