¿Qué es un futuro financiero?

February 1

Futuros financieros son cualquier tipo de contratos de futuros que se estructuran con la compra o venta de un tipo específico de instrumento financiero. Normalmente, la configuración de un futuro financiero exige la aplicación de una tasa de interés de corto plazo, una o STR. Si bien esto no es siempre el caso, el valor de mercado de un futuro financiero en general se moverá en una dirección que está en oposición al movimiento actual de las tasas de interés prevalecientes.

Hay varios tipos diferentes de instrumentos financieros que pueden ser utilizados en una estrategia de inversión futuro financiero. Los certificados de depósito son a menudo el foco de futuros de inversión, así como los bonos del Tesoro. Las monedas extranjeras también son una opción popular para esta estrategia. En todas las encarnaciones, los instrumentos que se utilizan como base para el contrato de futuros incluirán una fecha futura específica y un precio específico que regirá la compra o la venta. Por lo general, la fecha será por algún tiempo en los próximos doce meses, más a menudo entre los tres y seis meses.

Con la planificación y proyección adecuada, los inversores pueden obtener un rendimiento decente mediante la utilización de un enfoque futuro financiero. Por ejemplo, si algún tipo de moneda extranjera es el instrumento financiero de la elección, el inversionista desea proyectar movimiento futuro de esa moneda durante un período determinado de tiempo, e identificar una fecha futura que es ideal para completar la compra o venta. La determinación del precio que es probable que se beneficien del inversor depende en gran medida de cómo se espera que la moneda para llevar a cabo en el período comprendido entre la fecha actual y la fecha futura. Suponiendo que el inversionista evalúa las condiciones del mercado correctamente, y la moneda se realiza según lo proyectado, el inversor ejerce la opción de comprar o vender en el futuro, utilizando el precio especificado, y está posicionada para beneficiarse de esa transacción.

Al igual que con cualquier tipo de enfoque de inversión, yendo con un esquema futuro financiero no está exenta de un cierto grado de riesgo. Aunque el uso de los instrumentos que tienen una tasa de volatilidad relativamente baja, como los certificados de depósito, ayudan a minimizar ese riesgo hasta cierto punto, siempre existe la posibilidad de eventos imprevistos en la economía general o el mercado que tiene un efecto adverso sobre el resultado del contrato de futuros. Causas de fuerza mayor, así como los cambios políticos imprevistos, son dos ejemplos de factores que pueden aparecer de repente y alterar el curso de la inversión. Por esta razón, el inversor inteligente equilibra su participación en contratos de futuros con otras oportunidades de inversión que pueden ayudar a compensar las pérdidas sufridas debido a estas circunstancias imprevistas, y proteger la integridad de la cartera de inversiones.

  • Con la planificación y proyección adecuada, los inversores pueden obtener un rendimiento decente mediante la utilización de un enfoque futuro financiero.