¿Qué es la atresia?

May 26

Un atresia es una condición congénita, también conocido como un defecto de nacimiento, donde una cavidad corporal o pasaje es deficiente o anormalmente cerrado. Normalmente afecta a los órganos de los sistemas digestivos y cardiovasculares, una atresia es una condición tratable que puede requerir cirugía. Si no se trata, la mayoría de atresias son fatales.

Un atresia de esófago, también referido como una fístula traqueoesofágica, se produce cuando el esófago no se desarrolla correctamente. En el caso de una atresia, la porción superior del esófago está cerrada, bloqueando la entrada de comida para el sistema digestivo. Un diagnóstico de obstrucción esofágica se hace poco después del nacimiento, cuando se intentan alimentación y la piel del bebé adopta un tono azulado, denominada cianosis. El bebé también puede toser, babear, y ahogarse cuando se producen el intento de alimentación.

La presencia de un cierre esofágica se considera una emergencia médica y cirugía está programada tan pronto como el bebé es estable. Antes de la cirugía, es esencial que se tomen precauciones para asegurar que el niño no inhalar o respirar, secreciones en sus pulmones. El pronóstico asociado con el cierre de esófago es bueno siempre y cuando la afección se detecta a tiempo. Las complicaciones asociadas con esta condición incluyen neumonía por aspiración, asfixia, y el reflujo postoperatorio.

Un atresia duodenal es un cierre o no de la apertura de la primera sección del intestino delgado de conectarlo al estómago y, si no se trata, puede ser mortal. Asociado con el síndrome de Down, una obstrucción duodenal también está relacionada con los casos de polihidramnios, que es una acumulación de líquido amniótico dentro del saco amniótico durante el embarazo. Un diagnóstico de esta forma de atresia se confirma generalmente a través de una radiografía que muestra el atrapamiento de aire en el estómago y el duodeno, o una porción del intestino delgado. No hay ninguna causa documentado para el desarrollo de cierre duodenal, aunque se especula que su origen proviene de problemas durante el desarrollo embrionario.

Los síntomas de la obstrucción duodenal incluyen la ausencia de micción o evacuaciones intestinales, hinchazón abdominal, y vómitos de grandes volúmenes que contienen bilis, o ácidos estomacales. Tratamiento para la atresia duodenal incluye la administración intravenosa de suplementos, y la introducción de un tubo en el estómago para ayudar con la descompresión. La opción de la cirugía depende de la naturaleza de la anomalía y no puede ser considerado una necesidad inmediata. Si se lleva a cabo la cirugía, las complicaciones postoperatorias incluyen el reflujo ácido y algo de inflamación duodenal, también conocido como megaduodeno.

Aunque es raro, atresia tricúspide pueden afectar a la o las válvulas cardíacas pulmonares. Ambas anomalías obstruyen el flujo de sangre y dificultan la capacidad del corazón para apoyar a los órganos del cuerpo. Los síntomas asociados con este tipo de atresia incluyen cianosis, dificultad para respirar y fatiga persistente. El tratamiento siempre se requiere de una cirugía que puede implicar la reparación de la válvula o la sustitución o, en casos graves, trasplante de corazón. La mejora se espera que con la cirugía; Sin embargo, las complicaciones incluido el accidente cerebrovascular y la insuficiencia cardíaca son posibles.

  • La atresia anal es un defecto congénito en el cual no puede ser expulsado desechos del cuerpo.
  • Atresia puede requerir cirugía.
  • Atresia puede afectar la tricúspide o válvulas cardíacas pulmonares.