¿Qué significa para "llamar a las cosas por su nombre"?

November 14

Para "llamar a las cosas por su nombre", es una frase que significa hablar sin rodeos o con franqueza acerca de un tema y, a menudo se refiere a un tema que es vergonzoso en la naturaleza y que nadie quiere abordar. Un empleado señalando que un compañero de trabajo está actuando groseramente cuando nadie más quiere decir que por adelantado es un ejemplo de lo que significa para una persona para llamar a las cosas por su nombre. Aunque algunas personas piensan que la frase tiene un significado racista detrás de él - ya que "pala" fue una vez utilizado como un término despectivo para los afroamericanos - y ofenderse por su uso, la frase nunca se ha relacionado con ninguna intención racista y la palabra fue originalmente pretende hacer referencia a una herramienta de excavación.

Orígenes de la fecha frase remonta a la antigua Grecia. Historiador y escritor griego Plutarco escribió Apophthegmata Laconica, que contiene una frase que se puede traducir en el sentido de "llamar a un higo un higo, y un canal de un canal." Sin embargo, en los intentos iniciales en la traducción, la palabra "skafe" fue traducido a una pala o azada por el erudito Erasmo, a pesar de que su verdadero significado es cubeta o cuenca. La frase apareció por primera vez por escrito Inglés cuando una línea de trabajo de Eramus fue traducido por Nicolas Udall como, "llamar a las cosas por cualquier otro nombre, entonces su nombre."

Frases como "llamar al pan, pan" son ejemplos de modismos, o dichos en inglés. Los modismos son frases que tienen significado para un determinado grupo, pero no tienen sentido si se traduce literalmente, o palabra por palabra. Para "llamar a las cosas por su nombre" no significa nada sin el contexto detrás de él. Los que han oído la frase saben que significa hablar sin rodeos y abiertamente sobre un tema, pero sin este conocimiento las palabras parecen confusos o repetitivo. Otros modismos populares incluyen frases como "lloviendo gatos y perros" y "tener un chip en su hombro."

Otras formas del lenguaje para "llamar a las cosas por su nombre" incluyen la traducción en una frase como "llamar a las cosas por una pala." La frase viene mucho antes de cualquier referencia a la "pala" fueron utilizados como insultos raciales. Este uso despectivo de la palabra apareció alrededor de 1928, mucho después de que las traducciones originales. Sin embargo, debido al hecho de que algunas personas no saben la historia de la frase y lo consideran ofensivo, algunos escritores y oradores pueden optar por evitarlo para evitar causar ofensa involuntaria a sus audiencias.