¿Qué es una dieta baja glucémico?

August 26

La dieta de bajo índice glucémico es un cambio en los hábitos de alimentación que está dirigido a la promoción de un nivel deseable de la buena salud a través de la utilización de decisiones sabias en los alimentos consumidos. Esencialmente, la dieta hace uso de lo que se conoce como el índice glucémico, un recurso que proporciona información acerca de la cantidad de carbohidratos que se encuentran en varios tipos de alimentos. Al seguir una dieta de bajo índice glucémico, es posible promover la pérdida de peso saludable y también utilizar la nutrición para gestionar con eficacia varios problemas de salud.

Mientras que casi cualquier persona puede beneficiarse de empleo de los conceptos básicos de una dieta de bajo índice glucémico, las personas que están tratando de controlar la diabetes tipo 2, especialmente encontrarán este enfoque útil. Debido a que la dieta ayuda a cambiar los hábitos alimenticios básicos con el tiempo, se hace más fácil identificar los alimentos que contienen el tipo correcto de carbohidratos que proporcionan combustible para la energía, pero tienen menos probabilidades de causar picos en los niveles de azúcar en la sangre. El resultado final es que el diabético mediante dieta para manejar esta condición de salud experimentará menos cambios en las lecturas de glucosa y seguir manteniendo una buena cantidad de energía para pasar el día.

Una dieta de bajo índice glucémico también puede promover un estilo de vida que ayuda a minimizar las posibilidades para el desarrollo de diversas formas de enfermedades del corazón. Perseguir un plan de alimentación de este tipo implica consumir una variedad mucho más amplia de frutas y verduras que muchas personas normalmente incluyen en su consumo diario. No sólo la dieta proporciona más texturas y sabores para complacer el paladar, sino que también ayuda a la persona a obtener más de los nutrientes necesarios para mantener un buen nivel de salud. Esta promoción del bienestar general significa menos estrés en el corazón y menos posibilidades de desarrollo de los bloqueos y otros problemas que podrían conducir a problemas cardíacos a largo plazo.

A diferencia de algunas formas de hacer dieta, una dieta de bajo índice glucémico no promueve una pérdida repentina y poco saludable de peso. En cambio, la dieta ayuda a las personas a lograr la pérdida de peso a largo plazo que implica arrojar el exceso de peso a un ritmo que es menos probabilidades de desencadenar otros problemas de salud. Debido a que una dieta de bajo índice glucémico implica tomar decisiones sabias acerca de qué alimentos consumen, también hay una buena probabilidad de que la persona a dieta experimentará un aumento en los niveles de energía y ser más propensos a obtener cantidades al menos modestas de ejercicio de forma regular.

Aunque generalmente no promociona como poseer ningún beneficio para la salud mental, una dieta de bajo índice glucémico puede ayudar indirectamente a mantener un sistema nervioso sano. Debido a que la dieta ayuda a eliminar el exceso de carbohidratos y calorías vacías de consumo diario, algunos de los factores que influyen en los cambios de humor se minimizan. Cuando se combina con el consumo de los alimentos más nutritivos recomendados como parte del plan de la dieta, el cerebro y el sistema nervioso reciben más de los nutrientes que necesitan para mantener un correcto funcionamiento. Por lo tanto, una dieta de bajo índice glucémico puede ser de algún beneficio para las personas que sufren de depresión leve o ansiedad.

  • La dieta de bajo índice glucémico ayuda a eliminar muchos carbohidratos de las comidas de los participantes.
  • Una dieta de bajo índice glucémico puede ayudar a promover la pérdida de peso saludable.